Sopa de vegetales quemados

el

Después de un fin de semana eterno y lleno de excesos, el cuerpo pide una depuración. Lo ideal para esto es comer muchos vegetales y beber abundante líquido. Esta sopa cumple todas esas premisas, es tan rica que cuesta creer que no lleve nada más. Y para estos fríos, una sopa es siempre una buena idea.

♪♫ Feel So Good – Jetboy ♪♫

Pienso que deberíamos buscar la manera consciente de resetearnos más a menudo. Todo se aborda de otra manera si lo arrancamos desde cero. Para librarnos de aquello que nos intoxica siempre es bueno hacer el camino inverso. Recuerdo un ejercicio de creatividad que consistía en estar una semana prescindiendo del teléfono, la tv o la computadora. No leer nada ¡ni siquiera libros! Lo hice un día y me resultó terriblemente difícil. En serio, prueben. Ahí comprobarán, no solo lo difícil que es, sino, principalmente, cuánto lo necesitan. Al terminar la jornada recuerdo que lo único que pude hacer fue sentarme en silencio junto a la ventana a acariciar al perro.

Lo difícil es siempre empezar, tomar la decisión y romper la inercia. El primer gesto es el más importante, luego viene lo demás.

 

sopita-004

Sopa de vegetales quemados

 

(Para 2 porciones)

2 cebollas moradas

3 tomates redondos

1 ajo

1 pimiento rojo

Aceite de oliva

Agua o caldo

Sal

Pimienta

Romero

Gotas de limón (opcional)

Gotas de humo líquido (opcional)

Pimentón ahumado (opcional)

 

Cortar en cuartos los tomates y las cebollas. Envolver la cabeza de ajo en papel aluminio y colocar junto al resto de los vegetales en una asadera con aceite de oliva y las ramitas de romero. Llevar al horno hasta que la cebolla esté tierna y los tomates jugosos, casi deshechos. El ajo debe estar tierno al pinchar con un cuchillo. Ese es el punto. Quemar el pimiento sobre la hornalla. Dejar enfriar tapado y retirar la piel, el tallo y las semillas. Desenvolver la cabeza de ajo y cortarle una tapita en la parte superior. Exprimir hasta extraer la pulpa blanca de cada gajo. Para quienes no aman el ajo, les aseguro que de esta manera queda muy suave y le da a la sopa un perfume muy sutil.

sopita-001

Procesar los tomates, la cebolla, el pimiento y el puré de ajo con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta. Se pueden agregar unas gotas de jugo de limón, humo líquido y/o pimentón ahumado. Ir agregando de a poco agua o caldo hasta lograr la consistencia deseada. Calentar y servir.

sopita-002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s